Nuevos horizontes para la logística en México

Por Arturo Frías Flores

Hace unos meses estuve involucrado en un proyecto global enfocado al análisis de inversión de un grupo europeo muy importante. Las preguntas claves era en qué país y en qué sector invertir obteniendo la mejor responsabilidad. La respuesta del grupo asesor estratégico fue la puerta de invitación a profundizar en el sector de logística, y en México. sector de logística Hace unos meses estuve involucrado en un proyecto global enfocado al análisis de inversión de un grupo europeo muy importante. Las preguntas claves era en qué país y en qué sector invertir obteniendo la mejor responsabilidad. La respuesta del grupo asesor estratégico fue la puerta de invitación a profundizar en el sector de logística, y en México.

Este resultado tan significativo no representa más que el despertar consciente de un sector que exponenciará un nicho importante de negocios creativos y a la vez una demanda de resultados por demás generadora de ahorros y mejoras en la cadena de abastecimiento de empresas manufactureras y comercializadoras.

Ante esta gran ventana de oportunidad me parecen claros algunos puntos que, a partir del proceso diario, las empresas tendrían que incorporarse cada vez más y de manera acelerada para tomar las ventajas que se ofrecerán en lo que llamado “la logística del nuevo milenio para México”

Organizaciones integrales y funcionales de logística

Es decir, generar un paraguas organizacional que integre a todas las áreas de logística desde pronósticos de venta hasta servicios a clientes, pasando por planeación de producción, compras, inventarios, almacenes, transportes, importación y exportación.

Sistemas de pronósticos de ventas

Generar conciencia de un mayor enfoque para lograr mejores estimaciones a partir de una conjunción de modelos matemáticos y una sincronía en levantamiento de información tanto del área de mercadotecnia como de ventas para poder ajustar y lograr niveles de confiabilidad mayores al 80 por ciento.

Administración de inventarios por producto

En México, estamos acostumbrados a manejar niveles de inventario en forma general como 15 días de venta para todos los productos, cuando la política para cada producto debe ser muy diferente tomando en cuenta que se podrían manejar con diferentes niveles y escalabilidad en base a un análisis estadístico por ítem, lo que permitirá una mejora en este vital capital de trabajo para los negocios.

Compras globales

Los departamentos de abastecimiento han sido los primeros en involucrarse en la globalización a partir de lograr mejoras en precios y servicios vía proveedores de cualquier confín del mundo. Este punto será por demás relevante cada día a medida que nos incorporamos a los acuerdos de libre comercio con las diferentes regiones del mundo.

Almacenes inteligentes

El uso de almacenes tenderá a reducirse. Sin embargo, y por tendencia natural global, México se encuentra en camino a una mejor economía y podrá utilizar nuevas tecnologías con mano de obra barata y también el ya imperativo logro de ahorros y productividad por uso de equipamiento práctico y aplicaciones de software específicos para la administración de almacenes, con equipo de radio frecuencia para la recolección de datos.

Sistemas creativos de transportación

Un punto que impulsar es el uso de equipos dedicados, aplicaciones virtuales de crossdocking para el área metropolitana, sinergias con proveedores de otros productos, pero con alto nivel de match en puntos de entrega, etc.

Éstas son solo algunas de las múltiples opciones que en esta área medular de logística se irán desarrollando.

No cabe duda de que estas ventajas específicas de cada función, aunado de cambiar gastos fijos a variables a partir de empresas de outsourcing y las altas mejoras en servicio al cliente por la combinación de tecnología más lo aquí referido posicionarán a México y al sector logístico como el factor clave del éxito en los negocios de este año 2000, inicio y proyección del nuevo milenio.

Logística, oportunidad vital en los negocios

Por Ing. Arturo Frias

México vive una época de cambios constantes, cambios que se deberán enfocar a imprimir mayor velocidad en aras de alcanzar nuestra recuperación económica. Apuntando a este vital foco de crecimiento se halla una función cada vez más relevante en el mundo del comercio y los negocios, la Logística.

Logística proviene de la raíz griega “logístikos” que significa, “el que sabe calcular” y no es sino hasta el término de la 1ª Guerra Mundial cuando se empieza a utilizar en un contexto de aplicación administrativa al integrarle todos los elementos de apoyo necesarios para hacer llegar al punto de batalla todo lo necesario para el buen éxito de la misma.

Al paso del tiempo esta aplicación, en la milicia, ha tomado forma en la industria de los años 50, cuando se le empieza a referir con las actividades relacionadas con el posicionamiento de productores en el lugar y cantidad requeridos.

A partir de muchas definiciones hasta el momento desarrolladas, la siguiente permite englobar el propósito principal de la logística, siendo el siguiente: La administración de todas las actividades que facultan el movimiento de productos y/o servicios y la coordinación de su oferta y demanda en la optimización de unidad del tiempo y el lugar de los mismos.

Los elementos que apoyan la logística la logística como parte integral son:

Planeación de producción.- Esta función coordina los requerimientos de ventas entre las áreas de mercadotecnia y manufactura, considerando el impacto de inventarios para transformarlos en requerimientos de producción.

Control de inventarios.- Calcula y explosiona a los requerimientos de materiales y materias primas, a partir del plan de producción y los niveles de servicio de abastecimiento por parte de los proveedores; asimismo, para apoyar la función de ventas dicta el nivel de producto a tener en cada nudo de la cadena de abastecimiento al cliente final.

Compras.- A partir de los requerimientos de materiales, esta función se encarga de hacerlos llegar a los puntos de fabricación en la fecha y calidad requerida al mínimo costo.

Almacenes.- Administra todos los espacios a través de la cadena de comercial mediante una eficiente coordinación de las operaciones de recibo custodia y embalaje.

Distribución.- Punto final en la cadena, permite posicionar el producto en el lugar requerido por el cliente en el menor tiempo.

La función de la logística en los negocios es una oportunidad vital, ya que en el transcurso de los años ha sido un área olvidada y relegada. Es así como el señor Lalonde -uno de los gurús en la logística en Estados Unidos- dicta sus teorías de las décadas, mencionando que en los años 50 tuvieron un enfoque principalmente dirigido al área de manufactura, lo cual logró hacer cada vez más barato el producto; ya en los 60 y 70, el enfoque empresarial se dedicó principalmente hacia el marketing o acerca de cómo vender y desplazar mejor el producto. Ya para los 80, cuando el costo de capital en cualquier parte del globo terráqueo era la variable más relevante en los negocios, surge el enfoque financiero, y no es sino en los noventas, cuando aparece la gran ventana de oportunidad que es la logística.

Entre las principales ventajas podemos destacar el cómo hacer posible la más mínima inversión en inventario sin alterar o mejorar, en ocasiones inclusive, el nivel de servicios al cliente; cómo y dónde comprar adecuadamente, cuántas unidades mantener una flota dedicada, por qué utilizar “outsourcing” etc., etc., pero en el contexto general el “quid” de la cuestión se refiere a dos aspectos básicos a optimar con la Logística:

  • Actividad y servicios a clientes
  • Productividad en un enfoque simplemente de hacer más con menos

Cada día tenemos más aplicaciones tecnológicas y de vanguardia, sin embargo, todas estas técnicas desarrolladas en el albor y continuidad de la presente década están encaminadas a lograr la satisfacción del cliente, elemento vital de esta gran oportunidad de negocios.

El autor es el primer mexicano nombrado Chairperson por el “Counsil of Logistics Management” en 1997, así como ponente en diversos foros y países.

Inventarios El Stock de Seguridad

Las teorías clásicas de inventarios ilustran que los niveles de inventario y el servicio al cliente están directamente relacionados. En otras palabras, mantener grandes cantidades de producto de inventario incrementa la posibilidad de que un producto esté disponible cuando lo requiera el cliente.

la falta de certeza en la demanda de productos por parte de los clientes y el abastecimiento de proveedores, de plantas y otros nodos o componentes de la cadena logística, requieren que los negocios mantengan stock de seguridad para sus productos.

El nivel del stock de seguridad a mantener para cada producto es una función del nivel de incertidumbre en la demanda y abastecimiento y el grado de protección que la compañía desea para no enfrentarse a un “stock out” o falta de producto. altos niveles de stock de seguridad incrementan la posibilidad de lograr la demanda del cliente, por el contrario, los bajos niveles la reducen.

La protección que una empresa integra para no tener un stock out o incurrir en el no tener producto, generalmente se da por lograr mantener una cantidad de stock de seguridad, en un inventario igual al número (K) de veces de la desviación estándar de la distribución de la demanda.

el stock de seguridad para un producto específico es en una localización puede ser calculado directamente asumiendo que no hay variabilidad en tiempos de re abastecimiento o de entregas. Asimismo, el nivel de protección puede ser controlado directamente en la determinación del valor K. Por ejemplo, un 5% de probabilidad de faltantes se logra manteniendo un stock de seguridad de 1.645 (K. De la tabla de distribución normal) veces la derivación estándar de la demanda esperada. el nivel agregado del stock de seguridad requerido en una localización será la suma de los stocks de seguridad de los productos de la instalación.

La ley de la raíz cuadrada

Centralizar el inventario de un producto reduciendo el número de localizaciones afecta el componente del error estándar en una forma indirecta. investigaciones han mostrado que centralizará el stock de una seguridad A pocas localizaciones reduce el stock de seguridad agregado debido a la consolidación del error en el pronóstico, así que la probabilidad de faltantes puede lograrse con bajos inventarios centralizados cuando se comparan con múltiples inventarios descentralizados.

Este fenómeno de reducir la variabilidad de la demanda resultante de la centralización se refiere como la ley de la raíz cuadrada, donde la desviación estándar de la demanda en forma centralizada es la raíz cuadrada de la suma de las dos variantes de la demanda en forma descentralizada.

Dado el nivel de faltantes deseado en el mismo para las 3 localidades y considerando que los tiempos de entrega no tienen incertidumbre alta.

Tenemos que si centralicemos las localizaciones 1 y 2 en el stock de seguridad se reducirá de 576 unidades a 433 unidades, es decir, un 24%. Y en el caso de centralizar las 3 locaciones tendríamos 1399 unidades reducidas de stock de seguridad a934 logrando un ahorro de 33%, lo cual nos implica la conclusión de que entre más localizaciones son centralizadas mayores el ahorro de los niveles de seguridad.