Nuevos horizontes para la logística en México

Por Arturo Frías Flores

Hace unos meses estuve involucrado en un proyecto global enfocado al análisis de inversión de un grupo europeo muy importante. Las preguntas claves era en qué país y en qué sector invertir obteniendo la mejor responsabilidad. La respuesta del grupo asesor estratégico fue la puerta de invitación a profundizar en el sector de logística, y en México. sector de logística Hace unos meses estuve involucrado en un proyecto global enfocado al análisis de inversión de un grupo europeo muy importante. Las preguntas claves era en qué país y en qué sector invertir obteniendo la mejor responsabilidad. La respuesta del grupo asesor estratégico fue la puerta de invitación a profundizar en el sector de logística, y en México.

Este resultado tan significativo no representa más que el despertar consciente de un sector que exponenciará un nicho importante de negocios creativos y a la vez una demanda de resultados por demás generadora de ahorros y mejoras en la cadena de abastecimiento de empresas manufactureras y comercializadoras.

Ante esta gran ventana de oportunidad me parecen claros algunos puntos que, a partir del proceso diario, las empresas tendrían que incorporarse cada vez más y de manera acelerada para tomar las ventajas que se ofrecerán en lo que llamado “la logística del nuevo milenio para México”

Organizaciones integrales y funcionales de logística

Es decir, generar un paraguas organizacional que integre a todas las áreas de logística desde pronósticos de venta hasta servicios a clientes, pasando por planeación de producción, compras, inventarios, almacenes, transportes, importación y exportación.

Sistemas de pronósticos de ventas

Generar conciencia de un mayor enfoque para lograr mejores estimaciones a partir de una conjunción de modelos matemáticos y una sincronía en levantamiento de información tanto del área de mercadotecnia como de ventas para poder ajustar y lograr niveles de confiabilidad mayores al 80 por ciento.

Administración de inventarios por producto

En México, estamos acostumbrados a manejar niveles de inventario en forma general como 15 días de venta para todos los productos, cuando la política para cada producto debe ser muy diferente tomando en cuenta que se podrían manejar con diferentes niveles y escalabilidad en base a un análisis estadístico por ítem, lo que permitirá una mejora en este vital capital de trabajo para los negocios.

Compras globales

Los departamentos de abastecimiento han sido los primeros en involucrarse en la globalización a partir de lograr mejoras en precios y servicios vía proveedores de cualquier confín del mundo. Este punto será por demás relevante cada día a medida que nos incorporamos a los acuerdos de libre comercio con las diferentes regiones del mundo.

Almacenes inteligentes

El uso de almacenes tenderá a reducirse. Sin embargo, y por tendencia natural global, México se encuentra en camino a una mejor economía y podrá utilizar nuevas tecnologías con mano de obra barata y también el ya imperativo logro de ahorros y productividad por uso de equipamiento práctico y aplicaciones de software específicos para la administración de almacenes, con equipo de radio frecuencia para la recolección de datos.

Sistemas creativos de transportación

Un punto que impulsar es el uso de equipos dedicados, aplicaciones virtuales de crossdocking para el área metropolitana, sinergias con proveedores de otros productos, pero con alto nivel de match en puntos de entrega, etc.

Éstas son solo algunas de las múltiples opciones que en esta área medular de logística se irán desarrollando.

No cabe duda de que estas ventajas específicas de cada función, aunado de cambiar gastos fijos a variables a partir de empresas de outsourcing y las altas mejoras en servicio al cliente por la combinación de tecnología más lo aquí referido posicionarán a México y al sector logístico como el factor clave del éxito en los negocios de este año 2000, inicio y proyección del nuevo milenio.

Misión de la Logística

Ing. Arturo Frías

El México de hoy está en evolución constante. Se puede asegurar que el cambio es permanente tanto en el consumidor como en el proveedor, punto de venta, y otros eslabones de la cadena de abastecimiento. Ante esta situación, todos los aspectos de la operación de comercialización deben acompañar las modificaciones.

En este contexto, cobra particular importancia lograr que el producto correcto esté en el lugar idóneo, momento oportuno, cantidad adecuada y, lo más interesante, al menor precio posible. Esta conjunción de logros que maximizan la oportunidad en TIEMPO y LUGAR de un producto o servicio es lo que en la administración moderna se define como “logística”. Etimológicamente la palabra logística proviene del griego “logístikos” y significa “el que sabe calcular”. Dicha acepción, sin embargo, ha trascendido y se ha posicionado como alta prioridad en los entornos operacionales de negocio.

Esto se debe básicamente a que, según algunos expertos, la práctica de la logística aporta UTILIDADES como ningún otro elemento en el mundo empresarial.

La logística abarca todas aquellas actividades relacionadas con el traslado y el almacenamiento de productos que tienen lugar entre los puntos de su origen y de consumo. Su misión se describe en el diagrama.

¿Cómo lograr por medio de la logística altos rendimientos y contribuciones máximas en los resultados de negocios? Básicamente, el tema debe abordarse en dos direcciones:

  • PRODUCTIVIDAD
  • SERVICIO A CLIENTES

El primero se refiere simplemente a hacer más con menos. Para ello la tecnología aporta valiosa información que permite al negocio optimizar sus sistemas de distribución asegurando el abasto oportuno y suficiente, sin elevar costos por el concepto mismo de transporte, y sobre todo por la disminución del inventario.

El segundo, que es cada vez más relevante, es lograr adecuar el negocio en su punto de reflexión de servicio versus el costo de acuerdo a la óptica del consumidor.

Es importante hacer notar que la integración de estos elementos se logra cada vez más fácilmente en el apoyo de proveedores de servicio de logística logrando una óptima relación de negocios en donde cada quien se enfoca a lo que mejor sabe hacer. Como reza el popular refrán mexicano “zapatero a tus zapatos”.

Inventarios El Stock de Seguridad

Las teorías clásicas de inventarios ilustran que los niveles de inventario y el servicio al cliente están directamente relacionados. En otras palabras, mantener grandes cantidades de producto de inventario incrementa la posibilidad de que un producto esté disponible cuando lo requiera el cliente.

la falta de certeza en la demanda de productos por parte de los clientes y el abastecimiento de proveedores, de plantas y otros nodos o componentes de la cadena logística, requieren que los negocios mantengan stock de seguridad para sus productos.

El nivel del stock de seguridad a mantener para cada producto es una función del nivel de incertidumbre en la demanda y abastecimiento y el grado de protección que la compañía desea para no enfrentarse a un “stock out” o falta de producto. altos niveles de stock de seguridad incrementan la posibilidad de lograr la demanda del cliente, por el contrario, los bajos niveles la reducen.

La protección que una empresa integra para no tener un stock out o incurrir en el no tener producto, generalmente se da por lograr mantener una cantidad de stock de seguridad, en un inventario igual al número (K) de veces de la desviación estándar de la distribución de la demanda.

el stock de seguridad para un producto específico es en una localización puede ser calculado directamente asumiendo que no hay variabilidad en tiempos de re abastecimiento o de entregas. Asimismo, el nivel de protección puede ser controlado directamente en la determinación del valor K. Por ejemplo, un 5% de probabilidad de faltantes se logra manteniendo un stock de seguridad de 1.645 (K. De la tabla de distribución normal) veces la derivación estándar de la demanda esperada. el nivel agregado del stock de seguridad requerido en una localización será la suma de los stocks de seguridad de los productos de la instalación.

La ley de la raíz cuadrada

Centralizar el inventario de un producto reduciendo el número de localizaciones afecta el componente del error estándar en una forma indirecta. investigaciones han mostrado que centralizará el stock de una seguridad A pocas localizaciones reduce el stock de seguridad agregado debido a la consolidación del error en el pronóstico, así que la probabilidad de faltantes puede lograrse con bajos inventarios centralizados cuando se comparan con múltiples inventarios descentralizados.

Este fenómeno de reducir la variabilidad de la demanda resultante de la centralización se refiere como la ley de la raíz cuadrada, donde la desviación estándar de la demanda en forma centralizada es la raíz cuadrada de la suma de las dos variantes de la demanda en forma descentralizada.

Dado el nivel de faltantes deseado en el mismo para las 3 localidades y considerando que los tiempos de entrega no tienen incertidumbre alta.

Tenemos que si centralicemos las localizaciones 1 y 2 en el stock de seguridad se reducirá de 576 unidades a 433 unidades, es decir, un 24%. Y en el caso de centralizar las 3 locaciones tendríamos 1399 unidades reducidas de stock de seguridad a934 logrando un ahorro de 33%, lo cual nos implica la conclusión de que entre más localizaciones son centralizadas mayores el ahorro de los niveles de seguridad.